LOADING

Type to search

Discos Novedades

Dropkick Murphys “This Machine Still Kills Fascists” (2022)

Share

Una leve variación del lema que lucía Woody Guthrie en su guitarra; “This machine kill fascist“; sirve para titular esta curiosa colaboración entre el grupo de Boston y el inmortal cantautor fallecido en 1967. La síntesis de la historia del disco es la siguiente: las letras fueron seleccionadas del archivo de Woody Guthrie, Dropkick Murphys las musicaron y Nora Guthrie, hija de Woody, supervisó todo el proceso.

Sin embargo, esta colaboración a través del tiempo comenzó aproximadamente dos décadas atrás. Ken Casey, cantante, bajista y fundador del grupo, encontró en el archivo público de Woody Guthrie unas líneas que Guthrie había escrito sobre su ciudad natal. Estas se convirtieron en la letra de la canción “I’m shipping up to Boston“, publicada en 2004. En este 2022, mediante la colaboración de Nora Guthrie el grupo ha editado diez temas basados en los textos del cantautor. El proceso ha sido algo largo, ya que la banda llevaba diez años con el proyecto entre manos, hasta que han encontrado el momento idóneo de editarlo. Coincidiendo con que el cantante principal de la banda, All Bar, se ha cogido un descanso del grupo por motivos personales. Ken Casey explicó: “El proyecto lleva mucho tiempo en desarrollo. Nora Guthrie pensó que a su padre le encantaría, que le agradaríamos, que éramos almas gemelas, por así decirlo, lo que para nosotros fue un gran honor”.

Para la grabación del álbum la banda se trasladó junto a su productor Ted Hutt a The Church Studio en Tusla. Muy cerca del lugar de nacimiento de Woody Guthrie y del moderno Woody Guthrie Center. Este estudio fue fundado por Leon Russell y fue la ubicación original del legendario Shelter Records. Nora Guthrie y su hija Anna Canoni, fueron una parte muy importante del álbum ya que seleccionaron personalmente las letras de Woody para que la banda convirtiera sus palabras en canciones. Dropkick Murphys compusieron y grabaron tanto material que hay un segundo volumen del disco, programado para publicarse en 2023.

A tenor de sus palabras Nora Guthrie parece satisfecha con el resultado. “Recopilé letras sobre todo tipo de temas… letras que parecían necesarias ser dichas o gritadas hoy. Ken Casey es un maestro en la comprensión de las letras de Woody, que pueden ser complicadas, largas, mortalmente serias o totalmente ridículas. Los Dropkick Murphys son capaces de llegar a todos”.

Como era de esperar, el sonido del álbum se acerca al universo sonoro de Guthie, no hay distorsión ni pelotazos punk, pero conserva toda la fuerza y la pegada de los DKM. Influencias del outlaw country en temas como “Two 6’s Upside Down” o country  algo más estándar en “Never Git Drunk No More“, un precioso dúo con Nikki Lane que está entre lo mejor del disco. Esta previsto que Lane telonee a la banda en la gira del presente disco. “Ten times more” es una especie de canción de trabajo bastarda y punk, “Cadilac, Cadilac” tiene un tono más de garaje, “Were the trouble is at” la influencia irlandesa, el estribillo de “All you fonies” se te pega al cerebro en media escucha y el álbum termina con el experimento de mezclar una toma original de la voz de Guthie con la música de los DKM.

Aún estamos saboreando este “This Machine Still Kills Fascists” y ya estamos deseando escuchar su segunda parte.

Hoy en día, las cosas deben decirse de frente y al centro, alto y claro. No hay tiempo para sutilezas, no hay tiempo para palabras susurradas o declaraciones cautelosas. Cuando necesites un megáfono para decir lo que quieres decir y hacer lo que piensas, llama a Dropkick Murphys. Así lo hice“. Nora Guthrie.

Tags:

You Might also Like