LOADING

Type to search

Clásicos Discos

The Dogtown Balladeers “Antique Wine And Roses” (1996)

Share

Esta vez la culpa no la tuvo el grunge sino el glam-metal. En 1989 unos descarados jovenzuelos oriundos de New Jersey llamados Scarlet Fever, publican “Just what the doctor order”. No confundir a estos Escarlata con una banda femenina nacida más dos décadas después de idéntico nombre. Un álbum que reúne todos los tópicos del rock duro de moda en la época: pelos crepados, mallas de spandex, guitarras y voces chillonas y letras sobre fiestas y desparrames varios. En esta banda encontramos a dos protagonistas de nuestra historia. El cantante Traci Bishop, y el batería Jacky Rena.

Ambos músicos deciden poner en marcha un nuevo combo: The Dogtown Balladeers. Con una orientación musical diferente, anclando sus raíces en el rock’n’roll clásico, con pianos de taberna, guitarras acústicas y solos de saxo y armónica. Con un resultado final que les puede emparentar con grupos coetáneos a ellos como The Quireboys o The Dogs d’Amour.

La información sobre la banda es escasa y un poco confusa. Scarlet Fever pusieron en circulación una demo con el mismo título que el LP de The Dogtown Balladers, que además contenía los temas “Baby” y “Rebel Kid”, publicados posteriormente por estos últimos. De igual manera la formación que graba su EP y su LP, difieren. En el EP vienen acreditados los guitarristas Spencer Wilhouse y Harlin Hendricson. Sea como fuere, de la extinción de Scarlet Fever nace The Dogtown Balladers. Y la formación del disco que nos ocupa es la siguiente: Traci Bishop (voz y armónica), Christin Martucci y Glenn John (guitarras), Chuck Peters (bajo), Eric Mauro (teclados) y Jacky Rena (batería).

La trayectoria de The Dogtown Balladeers engloba el single “A Tale Worth Hearing…” (1994), el EP “All Dressed Up In Dreams” (1995) y el LP “Antique Wine And Roses” (1996).

La producción  “Antique Wine And Roses”  se realizó en los estudios Sourcer Sound de Nueva York, de manos de Sammy Jaffa, bajista original de Hanoi Rocks y cómplice de numerosas correrías musicales de Michael Monroe, que también colabora en el disco tocando el saxo y la armónica. Pero los insignes nombres rockeros relacionados con la grabación no acaban aquí. Según cuenta el batería Jacky Rena, Izzy Stradlin’ de Guns and Roses también se dejó caer por el estudio. Algunos informes que no hemos podido confirmar sostienen que por la grabación también se pasaron miembros de The Throbs (magnífica banda a reivindicar), Electric Angels e incluso The Black Crowes. Sea como fuere, The Dogtown Balladeers destilan en este disco una atmósfera relajada y llena de rock’n’roll de la vieja escuela.

Antique Wine And Roses” se abre con “I’d Stay a Million”. Un sencillo de aires stonianos, muy vacilón y con una melodía que se te mete en el cerebro a poco que te descuides. La banda no necesita más para definir el contenido que encontramos el disco. “Baby” con un piano honky tonk tiene unos aires rockanroleros y festivos, con el saxo de Michael Monroe. Los temas más rockeros se van intercalando con otros más pausados como “The days of wine and roses”, “Times Square” o “Heather Heather”, uno de los mejores temas del álbum, que inevitablemente nos recuerdan a los Stones más románticos.

Estamos hablando de rock’n’roll sin complicaciones, sencillo y directo. Eso sí, engalanado con unos arreglos con mucha clase. Las guitarras de Christin Martucci y Glenn John se entrecruzan constantemente, fluyendo riff tras riff. En lo que Keith Richards definió como: “El viejo arte de entretejer guitarras”. Sin olvidar el envidiable manejo del slide de John.  Destacar también el piano de Mauro que colorea las canciones de una forma excelente y  el saxo de Mr. Monroe. Traci Bishop transmite mucho con su voz, con un timbre equilibrado entre lo dulce y lo áspero, con la que crea melodías emotivas e infecciosas. Sin olvidar, evidentemente, a la sección rítmica que aporta el groove y los cimientos para que pueda pasar todo lo demás.

Spencer Wilhouse, Eric Vinny Mauro, Traci Bishop, Michael Monroe, Sami Yaffa, Jacky Renba, Alison Gordy y Harlin Hendricson.

Spencer Wilhouse, Eric Vinny Mauro, Traci Bishop, Michael Monroe, Sami Yaffa, Jacky Renba, Alison Gordy y Harlin Hendricson.

Como dice el tópico: destacar una canción sobre el resto es harto difícil. “Sick of my heart” es uno de los buques insignia del disco: slide guitar, acústicas y un gran estribillo. “Till death us apart” sin dejar de ser un tema rockero tiene un aire más melancólico, con una de las mejores colecciones de melodías del disco. “Needels and pins” se te pega a los pies y a la garganta, con un gran cambio en los solos. “American Dream” es el tema más potente y tiene casi el estribillo más coreable del álbum. “What if tomorrow never comes” es otra gran canción, muy genuina y  con unos aires más clásicos, más country, quizá. Y por si todo esto fuera poco, como último tema se marcan una versión del “Sweet Littke Rock And Roller” de Little Richard, que no solo no desmerece a la original, sino que el que suscribe no ha escuchado jamás una versión a igual altura que esta. Sobre todo, en su recta final.

Lamentablemente la fiesta duró poco. La calidad de las canciones de The Dogtown Balladeers merecían que la banda hubiese tenido una mayor proyección comercial y una carrera más larga. Es cierto que los Balladeers eran una formación fuera de su tiempo. A mediados de los años 90 el rock alternativo dominaba las ventas, pero aun así, grupos de las similares características a las de The Dogtown Balladeers, no solo aguantaron el tirón, sino que siguen en activo a día de hoy.

Tras disolverse el grupo apenas se han vuelto a tener noticias de sus componentes. El batería Jacky Rena ejerce desde hace años de disck jockey en una radio de Filadelfia y por lo que puede verse en sus redes sociales sigue enganchado al rock’n’roll. El cantante Traci Bishop desapareció del mundo musical, al igual que casi todo el reso de componentes, menos el teclista Eric Mauro que ejerce de músico profesional, con diversos y variados proyectos. Incluyendo uno su ex-compañero en los Dogtown Balladers, el guitarrista Spencer Wilhouse, con el lanzamiento de un EP de la banda Spencer And The Elegant Blackouts.

Así que no tenemos más remedio que conformarnos casi en exclusiva con este excelente “Antique Wine And Roses” y su EP hermano, y no menos excelente, “All Dressed Up In Dreams”.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *