LOADING

Type to search

Clásicos Discos

Marie “Queenie” Lyons: el enigma del soul.

M.A.V. 6 months ago
Share

Una porta oscura, sugerente e inquietante, en la que un rostro se abre paso entre las sombras y  apenas se vislumbra el resto de su figura. Podría ser una buena metáfora de figura de Lyons, envuelta en misterio y de la que se sabe muy poco. Marie Lyons fue una excelsa cantante de soul de finales de los años 60 que tras la edición un par de sencillos y un único LP,  se desvaneció por completo de la esfera pública. Se desconoce si continuó con su carrera, su paradero o incluso si después de todos estos años, sigue entre nosotros.

Queenie se forjó como artista recorriendo el Circuito Chitlin’ (serie de salas del sureste de EEUU en las que se aceptaba a músicos afro-americanos) y actuando como soporte vocal de Fats Domino, Jackie Wilson, The Coasters,  King Curtis y algunas otras grandes figuras de la época, incluyendo el mismísimo James Brown. Se especula el papel que pudo tener el Godfather en el lanzamiento de la carrera de Lyons. Por una parte le cedió un tema para el álbum y por otra, este se lanzó a través del sello de la época de Brown. Sea como fuere Marie Lyons tras un par de sencillos, editó un tremendo larga duración titulado “Soul Fever” que comercialmente hablando pasó sin pena ni gloria. A día de hoy cuesta creer que un trabajo de semejante calidad artística quedase en el olvido. Pero aquellos eran otros tiempos y en 1970 “Soul Fever” quedó sepultado bajo las toneladas de grandes álbumes de grandes figuras que se editaban sin parar. Pero el tiempo pone las cosas en su lugar y con el transcurso de los años se ha convertido poco a poco en un disco de culto. Difícil de encontrar y que seduce a todos lo que se acercan por primera vez a él.

Ninguno de los temas de “Soul Fever” llevan la firma de Queenie pero están perfectamente escogidos. Sientan como un guante a la voz de la cantante, que además abarca una gran variedad de registros. Unas veces es intensa y desgarrada y otras es dulce y sensual. Con “See And Don’t See” un funk que engancha a la primera, se abre la magistral lección de sothern soul que es este disco. En el segundo corte, “Daddy’s house” con unos grandes coros, Lyons se muestra más seductora y sensual. “You used me” es el tercer corte y primero lento de disco, y la cantante muestra otra de sus facetas. Queenie ruge en la provocativa “Your Key Don’t Fit It Anymore” y también en la influencia gospel de “I’ll Drown In My Own Tears”, su fraseo en “Your Thing Ain’t Good Without My Thing” es magistral, convierte el clásico “Fever” en un tema funk, “We’ll Cry Together” es pura dulzura y “Try me”, tema de James Brown que cierra el disco, es desgarrador. Lo pilles por donde lo pilles, “Soul Fever” solo tiene excelente música, una verdadera gema del soul.

Temas:

  1. See And Don’t See
  2. Daddy´s House
  3. You Used Me
  4. Your Thing Ain´t No Good Without My Thing
  5. Snake In The Grass
  6. Your Key Don´t Fit It Anymore
  7. Fever
  8. I Don´t Want Nobody To Have It But You
  9. We´ll Cry Together
  10. I´ll Drown In My Tears
  11. I Want My Freedom
  12. Try Me

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *