LOADING

Type to search

Cine-TV

“Heavy Metal Parking Lot”, Jeff Krulik y John Heyn (1986)

M.A.V. 8 months ago
Share

Priest is the best!

En 1986 el panorama musical era bien diferente al de hoy día. El metal reinaba por todo lo alto, tanto en las listas de éxitos como en las cabezas de millones de metal-heads. No había acontecimiento más grande en esta vida que un concierto metálico. Si a estas variables le juntamos un concierto de Judas Priest de la gira de “Turbo Lover” y ese extraño magnetismo que tienen las cámaras y los micros al encenderse, el resultado es algo tan potente como “Heavy Metal Parking Lot”.

Este documental nació como un mero ejercicio estudiantil, sin más pretensiones. Son apenas diecisiete minutos rodados en el aparcamiento en el Capital Center de Largo, Maryland, antes de la ceremonia metálica de los Judas Priest. Los dos realizadores captan el ambiente pre-concierto y entrevistan a los asistentes con preguntas muy sencillas y directas: ¿Por qué estás aquí? ¿Cuál es tu banda metálica preferida? La colección de metal-kids y personajes que desfilan por el metraje, es increíble y se comportan delante de la cámara con una fe y un entusiasmo por el metal asombrosa. Todo un estudio antropológico sobre los fans del metal que resulta hilarante y entrañable a partes iguales. Cuantas más veces lo ves, más detalles pillas y más carcajadas sueltas.

No creo que Jeff Krulik  y John Heyn hicieran trampa y fueran excesivamente arrogantes y condescendientes con los metal-heads del metraje. Pueden parecer estúpidos y cazurros, pero son cien por cien auténticos. Si alguna vez has sido fan no solo del hevy metal, sino de cualquier cosa en general, rápidamente te identificas con ellos, con esa pasión ciega que les desborda.

Heavy Metal Parking Lot” fue cinta de culto durante lustros, cuyas copias piratas circularon entre músicos y fans. Poco a poco se convirtió en un clásico inherente a la cultura rockera. Se han hecho imitaciones del más variado pelaje, llegando a incluso a ser un sub-género dentro de los documentales musicales. El mismo Krulik hizo una versión en un aparcamiento de un concierto de Neil Diamond . En 2006 se editó una copia de DVD por su veinte aniversario con abundante material extra.

Ahí tenemos al conocido como Zebraman, el amigo Gram (cuya auto presentación es realmente contundente), la amiga Glen Burnie que se follaría a Rob Halford si lo tuviera delante y el maravilloso dúo que se arranca con una la versión a capella de “Living after midnight“. Todos ellos ya forman parte del imaginario colectivo de los amantes del rock’n’roll. Y las risas están más que aseguradas.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *