LOADING

Type to search

Libros-comics

“Fargo Rock City” Chuck Klosterman. Soy un puto creyente.

M.A.V. 9 months ago
Share

No se puede escribir mejor ni con más gracia sobre cultura popular norteamericana. Si amas el rock ‘n’ roll, adorarás Fargo Rock City“.

Stephen King

Situémonos adecuadamente. Estamos en los años 80, en un pueblo de poco más de mil quinientos habitantes de una de las zonas rurales de los Estados Unidos. En semejante entorno, ¿a qué puede dedicarse un adolescente de quince años? ¿En que puede volcar su inquietud, sus intereses y su ilusión? La respuesta es empíricamente obvia: en el heavy metal.

Chuck Klosterman fue uno de esos adolescentes y en “Fargo Rock City” realiza una suerte de ensayo en el que se mezclan recuerdos personales, periodismo musical y un análisis sociológico del heavy metal. La premisa de la que parte es querer encontrar respuesta a la pregunta de qué realmente es lo que significó el metal en la vida de tantos y tantos adolescentes. No es un estudio riguroso sobre el estilo, se basa en sus gustos, sus vivencias y percepciones. De tal manera que se musicalmente se centra en lo que se llamó glam metal o hair metal, aunque evidentemente tenemos a muchas bandas que se escapan a esta definición.

Pero sin duda lo mejor de este libro es cómo se acerca Klosterman a la materia que trata. Consigue una total complicidad con el lector y que este saque la vena del irredento fan que todos llevamos dentro. Vuelves a tener dieciséis años mientras te deleitas con todos y cada uno de los capítulos de “Fargo Rock City”.

El sentido del humor es tremendo, rozando la hilaridad en muchísimos casos. Leer lo que tiene que decir sobre la personalidad de Brett Michaels de Poison, sobre lo “machurrones” que son KISS o lo que sintió viendo en escena a Slayer y soltar carcajadas, en todo uno. Ya solo por eso merecería su lectura, pero además Klosterman es un gran argumentador, razona y esgrime argumentos desde todas las posiciones posibles. El domino de la materia que trata roza la erudición y sus conclusiones y reflexiones son muy certeras. Incluso se da el lujo de experimentar y hacernos gozar con asociaciones de ideas tan originales como la de comparar el EP acústico de Guns’n’Roses con los Evangelios. No deja asunto polémico sin tratar: la laca, el sexo, el machismo, el satanismo, los videos, las portadas, las drogas y el alcohol, se mete en todos los charcos y sale airosamente de todos ellos, aunque no estemos de acuerdo con él, nos lleva a su terreno. Klosterman es un agudísimo observador y sus reflexiones son siempre interesantes.

Tangencialmente trata otros temas como los críticos de rock y los medios de comunicación o el advenimiento del grunge y el trágico suicidio de Kurt Cobain. Sin olvidar claro, episodios de su vida, como su etapa alcohólica o su “problemilla” con un banco.

Podríamos pensar que el único público que puede disfrutar de “Fargo Rock City” es el versado sobre el tema. Pero lo que diferencia a un buen libro de un gran libro es su capacidad para romper fronteras. Y este es un gran libro. Cualquiera interesado en la cultura popular disfrutará de él y se sorprenderá continuamente. Y a poco que despiste, se sentirá totalmente identificado con lo que cuenta.

Originalmente se publicó en 2001, una época bastante más oscura que la actual para abordar este tema. Todo estaba todavía muy reciente y el glam metal era el género más odiado por los rockeros del planeta. Simplemente era el hazme reír de la cultura rock. Hoy día el hard-rock y el heavy 80’s se rehivindican constantemente por parte de los fans rockeros y el público en general suele ser más receptivo. Además de que ha resurgido el interés por él, con un buen número de bandas de la época publicando material y girando sin parar. Algunos de ellos no salen del circuito nostálgico pero otros, siguen estando en la cresta de la ola. O lo que queda de ella, vaya.

De lo que es música solo música, se habla más bien poco. Más bien nada de nada. Pero si sabes porque los teclados no molan, o cuando algo suena “muy gay” o porque no hay discusión posible entre los Van Halen de David Lee Roth o los de Sammy Hagar, este es tu libro. Volverás a ser un metal-head de inmediato, si es que alguna vez dejaste de serlo. Si no conoces dichas  respuestas, no te aflijas, las encontrarás en “Fargo Rock City” y disfrutarás enormemente descubriéndolas

 

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *