LOADING

Type to search

Artículos Canción del día

“Cold sweat” James Brown

M.A.V. 8 months ago
Share

En 1967 James Brown publicó un single dividido en dos partes que daba nombre a su nuevo álbum. “Cold sweat”, considerada por algunos el primer tema genuinamente funk de la historia, entró en la listas de éxitos como un tiro. Directamente al número uno en las de Rhythm and blues y en el séptimo lugar de las de Pop. La canción fue compuesta por Brown junto a su colaborador Alfred Ellis, saxofonista que trabajó durante varios años junto al Padrino del Soul. Según cuenta el propio Ellis:La noche antes de la sesión James me llamó a su camerino después del bolo, y me tatareó una línea de bajo. Aquella misma noche, de vuelta a Cincinnati, escribimos la frase de metales en el autocar”.

Cold sweat” incorporó por primera vez varias características que se convirtieron en marca de fábrica no ya de James Brown, sino del funk en general. La primera de ellas y quizá la más influyente fue que se basaba en un solo acorde, más una pequeña variación en el puente. Esta reiteración es clave para el efecto hipnótico del ritmo, que hace que el oyente mueva los pies sin remisión. La batería tocada por Clyde Stubblefield muestra un patrón que se convertiría en clásico dentro del repertorio de Brown y que además sería copiado numerosas veces por otros artistas. En medio del tema, Brown exclama “Give the drummer some!”, grito que pronto se convertiría en un clásico de sus conciertos y que marcaba el inicio de una improvisación o interludio rítmico. Estos pequeños fragmentos se convertirían en algo básico para la evolución de la música de baile y los samplers.

Sin embargo la historia de este tema arranca en 1959 en Rochester, Nueva York. Alfred Ellis  es un joven estudiante de bachillerato: “Había salido con los músicos del lugar y escuché este álbum (“Kind of blue” de Miles Davis) en casa de un amigo. Me impresionó… me tocó la fibra, fue casi como un hechizo. Miles era muy melódico. Y me cautivó su utilización del espacio; tenía un movimiento suave”. “Kind of blue” se abría con “So what” que se convertiría en uno de los grandes clásicos del jazz modal, estilo  que obviaba las progresiones de acordes para basarse en las escalas. Ellis admite que “Cold Sweat”: “Era un tema de un solo acorde y ese riff concuerda con la melodía de “So what”. Inconscientemente tenía sentido encajarlo ahí… Di-dum… Di-dum. Más adelante me di cuenta de que era “So what” pero invertido”.

En 1989 Miles Davis reconoció el vínculo entre los dos temas. Fiel a su irónico sentido del humor y su afición por la confusión declaró: “Me encanta James Brown. ¿Sabes aquel tema que compuse llamado “So what?” Creo que se lo copié a él, o él me lo copió”.

 

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *