LOADING

Type to search

Discos Novedades

“Bronx Cheer” Steve Conte (2021)

Share

Más conocido en los últimos años por ser miembro de la banda de Michael Monroe y haber formado parte de la última reencarnación de The New York Dolls, Steve Conte es todo un currante de la música, con un extenso y variado curriculum. Ha sido músico de numerosos artistas de rock  como Willie Deville, Suzy Quatro, Chuck Berry o Paul Simon. A principios de los años 90 formó con su hermano John, Company OF Wolves y más tarde The Contes y Crown Jewels. Pero por mucho que pueda sorprender a los fans del rock, Steve Conte es realmente famoso por ser el compositor de música para animes, junto a Yoko Kanno. Algunos de ellos muy relevantes, como Cowboy Bebop, Ghost in the ShellWolf’s Rain.

Este “Bronx Cheer” tuvo su involuntario origen en 2017, cuando Steve se lió la manta a la cabeza y grabó “Gimme Gimme Rockaway” sin una intención concreta, solo por ver que pasaba. Lo hizo junto junto a Clem Burke (Blondie) , Andy Rourke (The Smiths) y  Jesse Malin a los coros. El programa de radio de Steve Van Zant, Little Steven’s Underground Garage, la promocionó como “Coolest Song In The World” durante el siguiente año. En aquel momento nadie sabía la discográfica de Van Zant, Wicked Cool Records, lanzaría el nuevo disco de Conte y cuando esto sucedió, Van Zant insto a Conte a incluirla en él. Por lo que acabó siendo el último tema del álbum, una especie de bonus.

Según cuenta Steve Conte, él compone de manera regular y siempre tiene material antiguo disponible. Si la canción le sigue pareciendo buena y la recuerda pasado el tiempo, es que tiene algo. Pero cada nuevo proyecto comienza con una chispa, con unas pocas canciones nuevas que le motivan. Después las complementa con material más antiguo que puedan encajar con ellas. Así que en “Bronx cheer” tenemos temas compuestos durante los 90 y algunas creaciones más recientes.

Bronx Cheer” es un compendio de rock americano. En algunos temas se notan las influencias de Michael Monroe. Otros tienen ecos stonianos. Otros unos aires soul a lo Willie Deville (artista con el que Conte trabajó). Por supuesto contiene algunos toques rock del CBGB. Los cuatro singles elegidos dan cuenta de la variedad de registros y musicalidad del disco. “Recovery doll” narra la lucha de una chica por rehabilitarse. La dureza de la letra contrasta con esos coros de doo-woop de la vieja escuela. “Dogs day of summer” es un infeccioso tema de rock and roll, sin más pretensiones que sacarte una sonrisa. “Flying” explora de forma acústica terrenos más soul. Y bueno, “Gimme Gimme Rockaway” lo dice todo en el título.

Wildwood moon” es otro de sus mejores temas. Con reminiscencias del rock de los 60 y apurando, al gran Tom Petty. “Liar to you” es un pelotazo directo de dos minutos de duración. Y podríamos seguir hasta completar las once canciones del disco. Aquí hay calidad. Un disco de rock directo, fresco y que demuestra que Conte es mucho más que un escudero de lujo. Compone, toca y canta fantásticamente bien.

El resto de la banda lo compone su hermano John al bajo y Charley Drayton a la batería. Si hacemos una lista de los artistas con quiénes han trabajado ambos, podríamos hacer un repaso por la historia del rock. Huelga decir que ambos hacen un trabajo impecable, dando a cada canción lo que necesita. En fin, Steve Conte ha parido un gran álbum de rock and roll.

 

 

 

Tags: